Lista de propiedades de la sal

La salud y la sal

Se estima que una persona en condiciones normales, requiere menos de 1 g de sodio (lo que equivale a unos 2,5 g de sal) por día para una apropiada función del cuerpo. Sin embargo, en el mundo occidental, las estimaciones actuales dicen que el promedio de consumo es de 10 a 15 g de sal (4-6 g de sodio) por día, que está entre cinco y diez veces más de lo necesario.

Lista de propiedades de la sal

Al contrario que en el caso de la vitamina C , el cuerpo no excreta la sal que no necesita, por lo que cualquier exceso es absorbido en nuestros fluidos corporales. Si aparece un exceso de sodio en la sangre, con el fin de reducir su concentración y mantener los niveles normales, el agua se extrae de las células para diluirlo. Cuanta más sal, más líquido se le antoja al cuerpo para diluir el exceso de sodio, es decir, nos da sed.

Esto hará que tengamos un exceso de líquido, hasta varios litros más, lo que ejercerá una presión sobre el sistema vascular y el corazón. Esta es una causa frecuente de una presión arterial alta.

La sal y la falta de sodio

Aunque es raro, es tan peligroso como el exceso ya que también produce un desequilibrio en el sistema. Los síntomas incluyen calambres y dolores musculares, cansancio, anorexia, vómitos y confusión mental.

La falta de sodio normalmente sólo afecta a las personas que sudan mucho, ya que lo excretan junto con su sudor.

Esto puede ser debido a un ejercicio continuado, a un trabajo pesado o porque hay gente que está viviendo en un clima al que no se adaptan, como los de piel blanca de países del norte que viven en los trópicos. En cualquier caso, es posible que necesite tomar más sal para reemplazar el sodio perdido con el sudor.

La fruta y la sal

Consejos para reducir el sodio de su dieta

Comprar alimentos frescos, congelados o enlatados sin sal agregada y verduras.

El uso de aves de corral, pescado y carne magra, en lugar de los enlatados o procesados. Utilice hierbas, especias, condimentos y mezclas sin sal en la cocina y en la mesa.

Cocine el arroz, la pasta, y cereales sin sal. Reduzca el consumo de arroz instantáneo, pasta y mezclas de cereales, que por lo general tienen sal agregada.

Reduzca el consumo de comidas congeladas, pizza, mezclas empaquetadas, sopas o caldos enlatados y aderezos para ensaladas, éstos tienen a menudo una gran cantidad de sodio. Escurra los alimentos enlatados, como el atún, para retirar algo de sodio.

Elija cereales para el desayuno con bajo contenido de sodio.

Hacer un balance de las fuentes de sal en su dieta, tales como comidas en restaurantes, condimentos a base de sal y alimentos de fácil preparación.

Si usted piensa que sus comidas son altas en sodio, busque el equilibrio mediante la adición de alimentos con alto contenido en potasio, tales como frutas frescas y hortalizas.

Si usted necesita sal durante la cocción, añadir la sal al final, tendrá que añadir mucha menos cantidad.

Que cantidad de sal consumir

Pruebe su comida antes de añadir sal y sólo agregar tanto como usted realmente necesite para que sea aceptable. Medir la cantidad de sal que normalmente se utiliza para cualquier plato, y luego reducirla en un 25 por ciento.

Dos semanas más tarde, reducir la cantidad nueva en otro 25 por ciento, y así sucesivamente, hasta que no utilice. Esto permitirá que sus papilas gustativas se adapten gradualmente a los sabores de los alimentos menos salados.

A menos que su médico le haya dicho que reduzca la sal de su dieta por completo por problemas de salud, reducir la cantidad de sal poco a poco, de esta manera, usted apenas lo notará.

Deja tu comentario