Lista de intolerancias alimentarias

Intolerancia alimentaria

Muchas personas comienzan a sufrir intolerancias a los alimentos a medida que crecen.

Esto se debe en parte a la exposición a largo plazo a una sustancia irritante, y en parte debido al hecho de que el sistema digestivo se vuelve menos eficiente con la edad.

¿Qué es la intolerancia alimentaria?

Una intolerancia alimentaria no debe confundirse con una alergia. Una intolerancia se produce cuando el cuerpo encuentra una sustancia difícil de combatir, mientras que la alergia a una sustancia es una lucha activa que implica el sistema inmunológico.

Aunque hay muchos diferentes tipos de intolerancia a los alimentos, algunos alimentos son más propensos a provocar intolerancias que otros. Se incluyen los productos de soja, cafeína, chocolate, zumo de naranja, tomates y aditivos alimentarios. Dos alimentos que comúnmente causan la intolerancia son la leche de vaca y el trigo (u otros granos).

Si usted tiene intolerancia a la leche de vaca, esto significa que su cuerpo tiene dificultades para digerir la lactosa, el azúcar de la leche. Como resultado, la lactosa se mueve a través del intestino sin digerir y cuando llega al colon, las bacterias comienzan a fermentar, produciendo gas. El resultado puede ser dolor abdominal, flatulencia y diarrea.

Una intolerancia al trigo y a los cereales significa que usted tiene dificultad para digerir la proteína del gluten. La intolerancia al gluten puede causar la pérdida de peso, pérdida de apetito, calambres abdominales y mala absorción de vitaminas y minerales de los alimentos.

La detección de intolerancias alimentarias

dolor de estomago

Usted puede sospechar que padece una intolerancia a un alimento en particular, simplemente porque sufre molestias cuando lo consume. Para confirmar que este es el caso, trate de eliminar el alimento sospechoso durante un mes antes de volver a introducirlo en su dieta y observar si aparecen los síntomas al volver a introducirlo.

Como alternativa, puede solicitar el asesoramiento profesional de un médico, nutricionista o naturópata.

Tratar las intolerancias alimentarias

No hay cura para la intolerancia a los alimentos, excepto simplemente evitar los alimentos pertinentes. Si usted identifica los alimentos que no puede tolerar, puede buscar alternativas que satisfagan sus necesidades nutricionales y gustos personales.

Por ejemplo, si usted no puede tolerar el zumo de naranja, puede tomar zumo de manzana en su lugar. Puede incluso no ser necesario excluir los alimentos completamente. Por ejemplo, si usted tiene intolerancia a la leche de vaca, quizás pueda ser capaz de tolerar una pequeña cantidad de ella al día.

Si es intolerante a la lactosa, tratar de evitar los productos lácteos, y comprobar las etiquetas de alimentos para detectar su presencia. Puede sustituir la leche de vaca por la de soja. Las mujeres que necesitan excluir los productos lácteos, deberían asegurarse de que reciben suficiente calcio de otras fuentes para mantener sanos los huesos.

El yogur es una buena fuente de calcio para las personas que son intolerantes a la lactosa (la bacteria presente en el yogur ayuda a descomponer la lactosa). Las personas intolerantes al gluten deben evitar el trigo, el centeno y la cebada. El cambio a maíz, arroz, soja y fécula de patata puede ser una buena opción.

intolerante al yogur

Leer la información sobre los ingredientes en las etiquetas de los alimentos y saber qué alimentos pueden desencadenar las alergias, intolerancias o el asma son las mejores defensas.
Al mantener un registro diario de los alimentos ingeridos, a menudo es posible detectar pequeñas intolerancias antes de que sean demasiado problemáticas.

La leche de soja ofrece una buena alternativa a los productos lácteos que contengan lactosa. Aunque las semillas de soja tienen mayor contenido en grasa que otras legumbres, esta grasa es mayoritariamente insaturada y se considera como no perjudicial.

Para aquellos que sufren de intolerancia a la lactosa, el yogur es más fácil de digerir que la leche, y es una buena manera de aumentar los niveles de calcio.
El maíz es una buena alternativa al trigo para las personas con intolerancia al gluten.

Síntomas más comunes de la intolerancia alimentaria

Usted puede tener intolerancia a los alimentos si sufre de forma regular de cualquiera de los siguientes síntomas:

-Ansiedad
-Depresión
-Fatiga
-Dolores de cabeza
-Trastornos de la piel
-Asma
-Dolor articular o muscular
-Artritis reumatoide
-Úlcera
-Retención de líquido
-Hinchazón de estómago
-Náuseas
-Vómitos
-Estreñimiento
-Diarrea
-Síndrome del intestino irritable

Si está sufriendo inusuales problemas digestivos como náuseas, diarrea o indigestión persistente, buscar un diagnóstico con su médico antes de realizar cambios en la dieta. Una dieta de eliminación completa debe ser supervisada por un profesional.

Deja tu comentario